sábado, 24 de octubre de 2020

1 OCTUBRE. DÍA DE LAS PERSONAS MAYORES

 Desde las Escuelas de Mayores de la Mancomunidad La Vega hemos querido unirnos a la celebración mundial del 1 de Octubre, día de las personas mayores, para poner en valor a este colectivo tan querido y necesario en nuestra sociedad.

Por eso celebramos una jornada especial llena de sorpresas y buenos deseos en los que no pudo faltar las risas y las emociones.

Poemas, cuentos teatralizados, vídeos reivindicando los derechos de las personas mayores, palabras de agradecimiento y un picoteo con brindis incluido sirvió para que nuestras/os usuarios/as pudieran vivir una sesión especial de nuestra Escuela en donde ellos y ellas fueron, de nuevo, pero esta vez de forma especial LOS /AS PROTAGONISTAS.

A continuación os dejamos unas redacciones realizadas por las usuarias donde nos demuestran su fuerza, su orgullo, la trayectoria que han tenido y lo felices que están de ser mayores, con la cabeza bien alta!

Y algunas fotos y un vídeo de las distintas celebraciones.










Redacciones Día Internacional de la Persona Mayor


Tema: ¿por qué estás orgulloso/a de la edad que tienes?

 

Candi (Redován):

Yo me hice mayor a los 88 años, porque hasta entonces no lo parecía. Me iba de viaje con muchas amigas y amigos y siempre me compraba muchos vestidos para bailar todas las noches con zapatos de tacón alto.

Cuando me quedé viuda, mis hijos estaban casados y yo podía irme libremente, por ejemplo, a Benidorm, a Murcia, a la Fuensanta, etc. Allí donde había fiesta, estaba yo.

Poco a poco he ido dejando de bailar, pero no por eso lo pasé mal, al contrario. Me apunté a todos los cursos que había de la tercera edad: gimnasia, taller de memoria, escuela de adultos... Y en todos ellos disfruto y lo paso muy bien con mis amigas y compañeras. En fin de curso, hacemos viajes con los chicos y chicas de San Miguel de Salinas.

Hace dos años fui la reina de la 3ª edad, lo pasé genial, tienes que hacerte fotos, peinarte bien chula, comprarte vestidos para cada ocasión. En fin, unos momentos inolvidables. Recuerdo sobre todo cuando subí al escenario con el traje de cola y le canté un bolero a mi marido.

En resumen, he tenido una vida llena de alegrías y momentos maravillosos, la vida me ha tratado muy bien y he sido bastante feliz y dichosa en mi pueblo de Redován.

 

Pilar (Redován):

Las personas mayores llevamos una vida un poco regular con lo de la pandemia, nos ha cambiado todo. Antes salíamos con toda tranquilidad, ahora salimos con miedo.Teníamos nuestros viajes de vez en cuando, que nos ayudaban mucho, tenias la ilusión de "para tal fecha, vamos aquí o allá", pero ahora nada. En fin, son los tiempos que tocan, esperemos que todo vaya bien y que nuestros familiares no cojan el virus. Esperemos que pase pronto y que vengan tiempos mejores.

 

Eufrasia (Redován):

Hola, te cuento, desde que esta pandemia nos ha invadido, no estamos seguros de nuestra salud, nuestras vidas están en peligro. Por estas razones, nos estamos distanciando de nuestros familiares y de nuestras amistades, todo está muy limitado. Espero que esto pase pronto y podamos volver a la normalidad.

Ojalá pronto podamos hacer una excursión como las que hacíamos hace dos años. Lo pasábamos muy bien, nuestro profe nos organizaba y veíamos tantas cosas bonitas...

Tengo recuerdos tan divertidos con todas las amigas, no los voy a olvidar nunca. Recuerdo aquel paseo que hicimos por el parque de Elche y que nos subimos en un trenecillo, fue súper divertido, me gustaría volver a vivir todos aquellos momentos tan especiales, parecíamos niños traviesos. Qué momentos tan felices, espero que vuelvan pronto. Juanma, gracias por todos los momentos tan felices.

 

Vicenta (Redován):

Ser mayor ahora es un privilegio, nos dan muchas oportunidades para no aburrirnos. Los trabajadores sociales hacen mucho por nosotros, nos enseñan a valorar las cosas, a ser positivos, a sentirnos útiles, etc. y eso nos hace estar alegres y sentirnos queridos.

Cuando yo voy al taller de memoria, me siento joven, con ganas de aprender y hacer cosas, se me olvida que tengo 82 años de lo bien que me lo paso.

En este confinamiento me he dado cuenta de lo mucho que pensáis en en los mayores, nos llamabais dos veces por semana preguntando cómo estábamos y si necesitábamos algo. A mí me daba mucha alegría y me sentía muy querida y con fuerzas para seguir. Doy las gracias a todos los trabajadores sociales que hacen esto por los mayores y a Juanma por preocuparse por nosotras.

Para mí la vejez es un antes y un después, gracias a Dios por darme una vida tan larga.

 

Carmen Ruiz (Redován):

Hola, soy Carmen y tengo 75 años. Soy una persona viuda, pero tengo ganas de vivir, viajar y disfrutar de la vida.

A mí me gusta mucho salir con mis amigas, ir a bailar, pasar tiempo con mis hijos y mis nietos, salir a cenar. Soy muy activa, me gusta salir a andar por las mañanas y de paso visitar a mis nietos.

Todos los lunes voy a dar clase en el centro social, para aprender a escribir y ler bien.

Todas las tardes me gusta reunirme con mis amigas en la puerta para contarnos nuestras cosas.

Y nuestro profesor, Juanma, es una bella persona porque se esfuerza para que nosotras aprendamos, gracias.

 

Concha Cerda (Redován):

Este verano he hecho muchas cosas de las que estoy orgullosa, junto a mis hijos. Estoy orgullosa de haber pasado mucho tiempo con ellos, de haber hecho viajes con mis amigas, también de hacerles a mis hijos buenas comidas y en resumen, estoy orgullosa de la vida que tengo.

 

Conchi (Algorfa):

Me siento orgullosa de ser mayor por tener la familia que tengo, por criar a mis hijos y a otro chico, que era el hijo de una vecina y que cuidé durante 7 años mientras su madre trabajaba. A él lo quiero como a mis hijos.

De joven tuve que pasar mucho y trabajar mucho, hacía la noche día, pero lo podía llevar.

Me siento orgullosa de haber educado a mis hijos lo mejor que he sabido, porque son muy buenos chicos y muy cariñosos.

También me siento orgullosa de haber salido adelante con todos los problemas de salud que ha tenido mi marido.

Le doy gracias a Dios por estar como estamos.

 

Josefa Galiana (Redován):

Para mí, lo mejor de tener esta edad es poder recordar y compartir con mis hijos, nietos y bisnieto todas las épocas, acontecimientos y momentos que he podido vivir. Me siento muy feliz cada vez que mis nietos me preguntan cómo eran los tiempos de antes, porque recuerdo cosas muy bonitas que no voy a olvidar nunca, por muchos años que pasen.

A pesar de mi edad, me siento muy joven y con mucha energía para preparar comida para toda la familia, hacer la compra, ir a los actos de la iglesia o visitar a los familiares que están fuera. Espero poder seguir haciendo todo esto durante muchos años y asistiendo con la misma alegría y ganas a la escuela e mayores y con los mismos profesores: Juanma y Natalia.

 

 

 

Rosario (Redován):

Yo comprendo que soy mayor y ya no estoy tan lúcida como cuando era más joven, no tengo la ilusión ni la alegría de hace cuarenta años. Pero todavía me quedan muchas cosas que me gustaría conservar, como la fuerza de seguir luchando por la vida y la libertad, el amor a mis hijos y a los demás, la lucidez y la paciencia, el cariño a mis amigas y compañeras y la educación y el respeto. Si a mi edad aún puedo conservar todo eso, no deben llamarme vieja, soy una persona más. Quiero poder expresar lo que siento cuando y como hacen todos los demás.

Ahora en mi vejez, me gustaría que me dejaran ser como he sido toda mi vida, que no se metan en todo lo que digo y hago. Piensan que como una ya es mayor, no tiene derecho a nada, solo a escuchar y a estar callada, sobre todo los jóvenes.

Quisiera dejar claro que ahora no nos hacemos viejos, sino mayores cansados.

Os voy a dar un consejo,

si es que lo queréis tomar.

Piensa que todavía eres joven

y aun puedes disfrutar.

Gasta lo que tengas,

sin pensar en los demás,

porque cuanto más dejemos,

menos nos van a cuidar.

Como creen que somos viejos y que perdemos la cabeza, los hijos se juntan para tomar las decisiones por ti y esto es verdad, aunque se piense lo contrario.

Así que gastad lo que podáis, que para eso habéis trabajado.

 

Josefa Heredia (Redován):

Me casé y tuve 6 hijos, me quedé viuda a los 39 años. Trabajé en muchos sitios, No pude ir a la escuela, lo que sé lo he aprendido en la escuela de mayores.

 

Loli (Algorfa):

Yo, Loli, estoy orgullosa de ser mayor, porque viví una niñez y una juventud muy bonitas, porque he formado una familia con mis cuatro hijos y estoy feliz porque ellos están bien y tienen sus familias

Estoy también orgullosa y contenta porque por dos veces le he ganado la batalla a una enfermedad y soy una superviviente. Por esta razón estoy dando saltos de alegría.

 

Teresa (Jacarilla):

Bueno, eso del orgullo no va conmigo, no tengo por qué sentirme orgullosa de nada, lo que yo hago o he hecho puede hacerlo cualquiera igual o mejor. La edad me trae recuerdos diferentes. Cuando era pequeña me gustaban mucho los circos y jugaba con mi hermana y nos poníamos trajes y pelucas. También me gustaba jugar a las tenderas y hacer como si vendiese colonia.

A veces cuando me pongo a hacer ganchillo, no sé lo que voy a hacer y simplemente sigo y cuando acabo, me hace gracia lo que ha salido. También hago molde, aunque me gustaría aprender más y hacer cursos de corte y confección.

También me gusta dibujar y me gusta hacer rollos y pestiños, como los que hacía mi madre, que era muy buena, todo lo hacía bien y tenía muchos talentos. Yo de pequeña quería hacer lo que hacía ella y cuando iba a lavar a mano a la acequia, yo quería hacer lo mismo, así que me compraron una tabla para lavar. También recuerdo que mi tía me ha contado que me subía a la mesa a bailar, pero hace muchos años y ya no lo recuerdo.

Cuando nos juntamos mi hermana y yo, recordamos a mi madre, que cuidaba a todo el mundo y era muy bondadosa y también a nuestro padre, que era muy inteligente. Nos hubiese gustado ser como ellos.

También recuerdo cuando hice la primera Comunión, lo que más me gustaba era el vestido y daba muchas vueltas en él.

Muchas gracias por mandarnos esta redacción sobre las personas mayores, porque me ha hecho pensar en muchos buenos recuerdos y acordarme de mis padres.

 

 

 


lunes, 27 de enero de 2020

Primer Periódico de la Escuela de Mayores de MLV

La Escuela de Mayores saca su primer periódico realizado con la colaboración de todas y todos los asistentes a nuestras Escuelas, de los 4 municipios: Redován, Algorfa,  San Miguel y Jacarilla.

Si quieres ver o descargarte la revista  puedes pinchar en el siguiente enlace:

Aquí tienes el ejemplar del Periódico de la Escuela de Mayores


Y aquí lo puedes ver en imágenes:



miércoles, 11 de diciembre de 2019

Sexualidad en la Tercera Edad

El pasado lunes 9 de diciembre, las personas que asisten a la Escuela de Mayores de la Mancomunidad de la Vega, recibieron un taller acerca de sexualidad y salud sexual.

En él se trabajó la socialización diferencial de género y como esta marca diferencias que se van a establecer en hombres y mujeres en distintas áreas, entre ellas, la salud y ,más específicamente, en la salud sexual.

También se abordó el concepto de sexualidad de una manera amplia, no ligada únicamente a las relaciones sexuales si no de forma integral en las distintas esferas que abarca: física, mental y social.

Por último, se trataron los cambios que se dan en la sexualidad en las distintas etapas del ciclo vital, haciendo especial hincapié en la sexualidad de las personas mayores y trabajando los mitos y estereotipos que hay en torno a este colectivo.




Fue una sesión de trabajo diferente, donde tuvieron la oportunidad de hablar y expresar sus inquietudes sobre un tema que durante su juventud fue un tabú y que vivieron de manera muy distinta a generaciones posteriores.

martes, 26 de noviembre de 2019

1028 mariposas que no volarán más

LAS ESCUELAS DE MAYORES MLV CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

25 de Noviembre de 2019.

Según cifras oficiales del Estado, la violencia de género ha acabado con la vida de 1028 mujeres en España desde 2003; 52 de ellas en este 2019. El número se eleva a 90 si tenemos en cuenta aquellos casos que no se contabilizan oficialmente por no existir una relación sentimental entre la víctima y su asesino.

Los asesinatos son solo la punta del iceberg de esta lacra social: menores asesinados, violaciones, trata y esclavitud, acoso callejero, violencia económica y psicológica, racismo, xenofobia... Detrás de todas estas violencias, hay vidas arrebatadas, pero también muchas otras destrozadas. Los menores son las víctimas silenciadas de esta violencia estructural contra las mujeres, desde 2013, 34 menores han sido asesinados como una forma más de violencia machista contra sus madres y 275 han quedado huérfanos. Desde 2016 se han registrado en España un total de 134 violaciones múltiples, es decir, un total de 471 agresores sexuales.

Con motivo del día 25 de noviembre Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, la mancomunidad de la Vega, en sus escuelas de mayores, ha llevado a cabo unos talleres con el objetivo de dar a conocer la campaña que han realizado para concienciar acerca de esta problemática.

En esta campaña no se muestra información acerca de las asesinadas víctimas de la violencia de género, si no que se centra en recalcar otros aspectos de la violencia fuera de la pareja como son: el acoso laboral, las agresiones y acoso sexual callejero y la trata con fines de explotación sexual.

Esta campaña también visibiliza la violencia vicaria sufrida por los hijos e hijas que viven en un clima familiar, que quedan huérfanos como consecuencia de la muerte de sus madres e incluso también pueden ser asesinados/as. 

Las personas que han asistido a los talleres han recibido esta información y además han creado un mural en la que personalmente lanzan mensajes de apoyo y visibilización a las mujeres que están sufriendo esta violencia para ayudarlas a salir.

Durante la actividad, se repartieron siluetas de mariposas para que las participantes pudieran decorar y lanzar mensajes en contra de la violencia y de ánimo para las víctimas. También se recitó un poema sobre este tema y se pudo hablar abiertamente de esta lacra.



miércoles, 16 de octubre de 2019

DANA se ceba en nuestros pueblos

Septiembre 2019 será recordado durante mucho tiempo por la DANA, un fenómeno metereológico que dejó lluvias torrenciales, fuertes tormentas e inundaciones en muchas zonas de la Vega Baja y Murcia.

En la Escuela de Mayores hemos trabajado este hecho y las usuarias y usuarios quieren compartir con el resto de la población lo que vivieron, lo que sintieron y los recuerdos de situaciones similares anteriores.

Aquí os compartimos las redacciones que han hecho, pero antes queremos felicitarlas por el fabuloso trabajo de redacción, que ya son casi casi escritoras y escritores!




REDACCIONES SOBRE LAS INUNDACIONES EN LA VEGA BAJA

Una redacción sobre las riadas que hemos tenido durante tres días se septiembre. Lo pasamos muy mal, llovió muchísimo. Se inundaron barrios, pueblos, ocasionó muchas pérdidas y seis muertos, que fue lo peor.
Estuve varios días sin ver a mis hijos ni a mis nietos porque estuvimos incomunicados.
Conchi Ros (Algorfa)


Mi experiencia al paso de DANA, la gota fría que ha inundado la Vega Baja. En mi casa solo se me llenó el patio al no tragar el sumidero, y tuve que salir a la calle cayendo agua a cántaros para abrir la puerta del pasillo para que saliera el agua. La verdad es que pasé miedo.
Carmen Sánchez (Algorfa)

Lo que nos ha dejado la gota fría: miseria, porque muchas familias se han quedado sin nada después de una vida trabajando, ahora no tienen nada. Eso es triste, claro que no se le puede echar la culpa a nadie. La naturaleza es muy sabia y lo más triste es que también se ha llevado vidas humanas. Mucha gente se ha quedado sin puesto de trabajo. Eso es lo peor, si hubiera trabajo todo se solucionaría. Esperemos que se solucione.
Manuel (Algorfa)

Hemos sufrido una lluvia muy mala, ha causado muchos desastres por muchos sitios. Pasé mucho miedo, me metí en la cama, cerré todo para no ver. Era impresionante lo que hubo. Esperemos no pasar otra igual pero seguramente no lo es, pero espero que no sea tanto.
Carmen Huertas (Algorfa)

La gota fría en septiembre fue la más furiosa que los metereólogos conocen en nuestra región. Comenzaba el miércoles 11 de septiembre con lluvia por la mañana, ¡qué alegría! Porque me gusta la lluvia.
El mismo día por la tarde-noche vi muchos relámpagos ¡Qué energía y luz! Pero el jueves era como el último día del mundo: chaparrones de agua, tronamientos con sonidos como de pistolas, un rayo y otro sin pausa…. Cada hora más furioso y me dio un miedo horrible. Directamente encima de mi casa sin final. Me ha tocado el corazón  mientras lo escribía.
Mónika Heinemann (Algorfa)



La semana pasada en Redován se puso nulo. Llovió como nunca había llovido. Muchos truenos, relámpagos, un ruido incomparable con nada. Yo tenía miedo, caía agua por encima de todas partes. Cuando paró de llover, en el barrio de Morrongo anunciaron que abandonaran las casas, que se había roto la rambla de Abanilla a las cuatro de la madrugada. Nadie abandonó la casa. A las dos horas venía el agua por el campo como un monstruo. Se llevó todo: coches, carreteras, casas, bancales, y también vino mucha ayuda: tractores, helicópteros y la guardia nacional con lanchas, bomberos y todo Redován entero a ayudar a todo el mundo.
Cándida Martínez (Redován)

La DANA. Una riada que ha hecho mucho daño físico y material. Daba terror ver a las personas sacándolas de sus casas con una pala porque el agua se los llevaba. En mi vida he visto tanta agua. Mi hija pasó dos noches en casa muy asustada porque el bajo estaba inundado.  Lo peor ha sido las personas que han perdido la vida. No es la primera vez que ha venido una riada fuerte. Cuando yo era adolescente hubo una que se llevó el cementerio de Benferri, los ataúdes flotaban como si fueran barcos. Ahora dicen que es el cambio climático, ¿y entonces que fue? El mundo tiene un ciclo y va cambiando.
Vicenta Escudero (Redován)

“Dana”, la mayor tromba de agua que yo he conocido. ¡Jamás he tenido tanto miedo, tanta agua, truenos, relámpagos! Una desgracia, casas llenas de agua y lodo, personas perdiendo todas sus pertenencias, sus muebles, ropas y enseres, coches perdidos, cocheras inundadas y hasta personas que perdieron la vida. Los campos quedaron inservibles, perdiendo sus cosechas y árboles, vallas arrancadas, muros rotos. Algo horrible, que se tardará mucho en olvidar como algunos han perdido todo y todavía los ves sacando todo de las  casas y retirando inservibles y limpiando el lodo que queda para cuando puedan volver a comprar todo lo perdido, y he sentido algo que no se puede explicar, el ver cómo unos vecinos y amigos se ayudan mutuamente y reparten comida y cosas de primera necesidad. Solo espero que ninguna persona vuelva a sufrir ni a ver otra inundación como ésta.
Conchi Martínez (Redován)

Redacción sobre la riada en Redován.
Era jueves, estaba sola en casa, de pronto empezó a llover tan fuerte que se fue la luz y el agua ya cubría las baldosas. Me puse nerviosa porque no podía comunicarme con nadie. No había cobertura, yo tuve suerte, por vivir tan alta y gracias a Dios el agua no entró en casa, pero sí estaba nerviosa y muy preocupada cuando vi cómo estaba Redován y los alrededores. También muy asustada, porque de niña ya pasé una igual o más grande, de eso hace muchos años fue en el año cuarenta y ocho, entonces vivía en la huerta. Y tuve el agua de casa hasta la cintura  y nadie que nos rescatara. Veía pasar el agua llevándose todo lo que encontraba a su paso, animales grandes y pequeño hasta pasaban ataúdes y muertos de los cementerios. Acordándome de todo esto pensaba en mis hijos y en esas familias que quedaron atrapadas en sus casas. Tuvieron que ser rescatados, gracias a todos esos que ayudaron evitando cosas peores. Hoy solo nos queda recuperarlo todo y pedir a Dios que no vuelva a suceder. Que no vuelva a pasar.
Rosario (Redován)

Hace unos días nos pasó una tragedia muy grande. Después de tres días de un diluvio, tres días sin parar de llover, nos sorprendió una riada que nunca olvidaremos. Se llenaron  los bajos de las casas, por las calles corría el agua que parecía el mar, con una corriente que se llevaba todo lo que pillaba por delante. Este barrio parecía el mar Mediterráneo, dejando todo lleno de escombros y barro. Me recordó cuando yo era una niña también pasamos una tragedia parecida, mis padres y todos los vecinos tuvieron que dejarlo todo y refugiarse en las salas de un vecino. Fue una catástrofe parecida. Bueno, ya todo pasó, vamos a olvidarnos que la vida sigue. Salud que haya y que todo se arregle. Un saludo.
Eufrasia (Redován)

Era el día 12 de septiembre cuando sucedió todo lo que voy a contarles. Eran las 10 cuando empezó a llover pero una cosa que yo nunca había visto caer tanta agua como caía. Era como si el fin del mundo hubiera llegado. Yo estaba sola y tengo que decir que me dio miedo ver caer tanta agua como caía, pero eso solo era el principio de todo lo que llegaría después.

El día 13 en Cox en casa de mi Rubén estaban con el agua a la cintura, yo  no sabia ya qué hacer cuando mi Fran  a las 5 de la tarde me vino pues estábamos en alerta roja y todos los que estaban trabajando tenían que salir porque por tanta agua venía una inundación. Él estaba en el Pilar, y yo cuando lo vi llegar le di gracias a Dios porque estaba bien, otros no tuvieron tanta suerte pues ha habido 7 muertos en esta inundación. Uno de ellos de Redován.

El agua caía de la montaña como cataratas, muchas cataratas se formaron en muy poco tiempo, daba mucho miedo ver como bajaba tanta agua y encima lloviendo tan fuerte y las gotas tan gordas como caían, pero lo peor no llegó hasta que el río Segura y todas las ramblas llegaron a inundarse. Yo tengo 67 años y nunca había visto tantos pueblos inundados. He visto después todos los desastres que ha hacho la lluvia de pasar casi 8 días y es muy fuerte ver cómo muchas personas lo han perdido todo en Algorfa el sábado día 29 aún estaba cortada la carretera para Almoradí. Hemos estado todos los pueblos de la Vega Baja sin poder salir, pero gracias a Dios lo podemos contar.
M Carmen (Redován)

Hace aproximadamente dos semanas un jueves, se presentó la gota fría “Dana” en la Vega Baja, cuando todavía estábamos celebrando la reciente fiesta a nuestra patrona la virgen de la Salud. Fueron unas horas de lluvia muy fuertes que nos recordaron lo fácil que puede perderse todo en apenas unos minutos. Incluso vidas humanas. Afortunadamente a día de hoy la Vega Baja se está recuperando y volviendo a brillar bajo un sol radiante que no quiere irse todavía.
Josefa Galiana (Redován)

El dia de la riada lo pasamos muy mal porque todo era un río, mucha agua p or todas partes. A mi casa no entró el agua pero parece que estaba en Venecia porque no podía salir de la casa, con el agua en la rodillas.
Todos los bancales parecían un lago, con una escalera para subir al tejado con los animales porque se les llevaba el agua. Mucho miedo pero el Señor lo quiere así, hay que aceptarlo. Bueno, una desgracia para un amigo que murió muy joven. 
Fina Tenza (Redován) 


Gloria Salas. La Gota fría de Septiembre de 2019 (San Miguel Salinas)
Jueves, día 13 y viernes, día 14 de septiembre, ha tenido lugar en la Vega Baja un gran desastre natural a consecuencia de la ya anunciada, gota fría, que en estos días de ha hecho realidad. Ha caído una gran cantidad de agua en muy pocas horas. Se ha desbordado el río Segura a su paso por Murcia, Orihuela y otros pueblos de la Vega Baja. Esto ha traído la destrucción de casas, coches, animales, cosechas, etc. En San Miguel no ha afectado mucho. Lo lamentable han sido las 7 personas que han perdido la vida. Entre todos los afectados, hay familias que lo han perdido todo, incluidas sus cosechas. Esta dramática situación ha hecho que jóvenes y menos jóvenes voluntarios se han trasladado en autobuses, y llegaron a dar su servicio a las personas necesitadas que están sufriendo. Hay una buena coordinación entre las organizaciones expertas en trabajo de emergencia,  las administraciones públicas, las fuerzas de seguridad y la UME, llegados de Madrid y de San Javier, para dar respuesta a personas y familias.
Muchos ayuntamientos, al igual que iglesias, seminarios y locales públicos han abierto sus puertas para convertirse en casas de acogida. Hay personas que están aportando ropa, alimentos, dinero, etc.
Protección Civil ha hecho una gran labor con sus lanchas de salvamento. En algunos bajos y comercios ha llegado el agua hasta 2 metros de altura.
Estas inundaciones no solamente se han dado en la Vega Baja. También se ha desbordado el río a su paso por Murcia capital y pedanías. Donde días después en Los Alcaceres, 300 afectados no han podido llegar a sus casas.

Carmela Ramírez (San Miguel Salinas)
La Dana, ha sido una catástrofes que ha perjudicado muchísimo a la Vega Baja, a los pueblos de más llanura como Jacarilla, Orihuela, San Bartolomé y Guardamar del Segura. Lo grave son las 7 personas que han perdido la vida.

Conchita Martínez (San Miguel Salinas)
Mi marido y yo somos del campo y después de un verano tan caluroso pensábamos que alguna catástrofe podía pasar. Decíamos que podía haber una nube de piedras o granizo con muchos rayos. Mi marido aseguró todos los huertos contra el pedrisco, que de nada ha servido, pués vino la gota fría y no os podéis imaginar el daño que ha podido hacer, las pérdidas. Y nosotros estamos en zona alta, y que tengamos salud.

Mª del Carmen Herrero (San Miguel Salinas)
La gota fría del día 10 de septiembre del 2019, en primer lugar llegó a Valencia, causando mucho daño por Castellón y en toda la Comarca, Alicante, Murcia, los Alcaceres, Torre Pacheco y el Mar Menor. En Orihuela desbordó el río Segura, inundando toda la Vega Baja, como el palmeral de Orihuela, el Teatro Circo y demás. Empezando por mi pueblo que es Molins, que entró a la iglesia metro y medio de agua. La campaneta, San Bartolomé, Almoradí, las Dayas, Dolores, Rafal, Algorfa, Heredades, Formentera del Segura, Rojales, San Fulgencio y Guardamar del Segura, llevándose por delante toda la cosecha de patatas y de otras más cosas.

Carmen Ferrer. (San Miguel Salinas)
La gota fría es una tormenta que se lleva todo por delante. Destruye casas, coches, mueren personas y se desbordó el río.

Carmela Patiño, Una inundación.            (San Miguel Salinas)

Hace poco más o menos de un mes hubo una gota fría, que hizo que toda la vega baja y los Alcaceres, la rivera y varios pueblos más se inundaran. Todos los pueblos se quedaron sin muebles, sin ropa y sin nada. De tanta agua también los campos, toda la cosecha estaba destrozada. Nosotros como estamos en alto pues  no pasó nada. También nuestro pueblo y otros pueblos echaron una mano a los más necesitados.

María Sánchez (San Miguel Salinas)
Cuando pasó lo de la gota fría fue muy duro porque eso nunca había pasado, y se pasó mucho miedo porque veías que entraba agua por todos los sitios. Yo me puse a quitar agua y me resbalé y me di un culatazo, pero no me hice nada.

Maite Albadalejo (San Miguel Salinas)
Hoy cuando empiezo a escribir la redacción que nos pidió Beatriz  sobre la gota fría en nuestra comarca y alrededores, me he dado cuenta que hace justo un mes de tan caótica desgracia que  nos tocó vivir. Por eso creo que en vez de valorar tantas pérdidas, que han sido muchas y valiosas y las más importantes, las siete vidas que se llevó y que ya no tienen remedio. Como decía, lo que hay que sacar de lo vivido  sería por una parte la solidaridad que se ha mostrado y toda la valentía que los más damnificados han demostrado para afrontar tal situación. Y otras de las cosas que hay que valorar sería que esta catástrofe ha servido para darnos cuenta una vez más, que se podía haber evitado en mucho de lo que ha pasado, si se hubiera previsto tener las cosas adecuadamente. Por ejemplo en el río Segura, hace más de cuarenta años que yo (la que escribe) iba a reuniones con la cuestión de nuestro río, que se moría, y prácticamente estamos igual en 2019. Y así tantas cosas que se podrían nombrar: hacer viviendas donde no se debía, etc. Todo esto para que mucha gente se lucre y haga negocio, o con la excusa de no gastar dinero porque no hay presupuesto.
¿Y ahora qué? Este desastre nos va a costar mucho más. Y las cosas que no van a tener arreglo, el dolor de tantas personas y las que han desaparecido para siempre.
Mª Isabel Carrasco (San Miguel Salinas)

En este mes de septiembre siempre cambia el tiempo por las fiestas de nuestro pueblo que es nuestro patrón San Miguel día 29 de septiembre, pero a mediados de este mes llegaron unas lluvias que parecía no hacer daño, pero en nuestro pueblo San Miguel de Salinas, llovió más o menos bien, pero en los pueblos vecinos: Orihuela, los Alcaceres, San Javier, San Pedro y el Pilar, los más cercanos se inundaron porque cayó mucha agua en poco tiempo. En Orihuela se desbordó el río, por Murcia y todos los pueblos de alrededores fue un desastre. No habíamos conocido unas lluvias así en tan poco tiempo. Tuvo que ayudar la Policía Local, los bomberos y todos los cuerpos de los servicios de ayuda, hasta el ejército de Cartagena. El mar menor, todas las personas que se le había metido el agua en sus casas, todos los familiares, compañeros y vecinos ayudando a recoger agua. En San Miguel desde el ayuntamiento se dio toda la ayuda posible, y todos los que podíamos ayudar, ayudamos. En la cena de las calles que hacemos en las fiestas, había una hermana de todos los compañeros que estábamos en la cena que nos enseñó en el móvil todo lo que le había pasado en su casa, que estaba toda inundada de agua. Nos afectó mucho, recogimos algo de comida y cosas que había en la cena y se lo llevó para desayunar al otro día.
Fue una catástrofe ambiental que se nos presentó de golpe, esperemos prevenirnos para cuando vengan estas inundaciones y otras catástrofes, y para mejorar el medio ambiente, porque ahora son los veranos más largos y los inviernos más cortos, así lo he vivido yo.



viernes, 4 de octubre de 2019

Comienza la edición 2019-2020 de la Escuela de Mayores MLV

Ya estamos en marcha de nuevo.

Las Escuelas de Mayores de Redován, Algorfa, San Miguel de Salinas, Jacarilla y San Carlos han empezado en su edición 2019-2020.

¿Qué hacemos en esta actividad de la Mancomunidad La Vega?
Pues es un punto de encuentro donde personas a partir de 60 años trabajamos aspectos esenciales para la salud y el bienestar como son:
- Mantenimiento cognitivo (memoria).
- Mejora de la autoestima.
- Aprendizaje de habilidades sociales.
- Socialización

Y muchas actividades más que animan el día a día y ¡el alma!

En este vídeo podéis ver en directo a nuestras participantes en acción... no os lo perdáis!

Recordad que para participar/apuntarse lo único que tenéis que hacer es asistir a la actividad de tu municipio y presentarte al educador/a. Y listo!

Redován: lunes de 9 a 10.30 horas en el centro social de la Tercera edad.
Algorfa: lunes de 11 a 12.30 horas en el centro social.
San Miguel: lunes de 16.30 a 18 horas en centro social.
Jacarilla: Preguntar en Servicios Sociales.
San Carlos: Jueves de 10 a 11.30 horas en el Centro Social del barrio San Carlos.